PEQUEÑAS BIOGRAFÍAS Publicado en la interCole Nº 8 de Noviembre 2005

Don Adams/Maxwell Smart: El señor disparate

 Don Adams/Maxwell Smart: El señor disparate?

Como si hubiera sido un espía de verdad, se lo conoce en todo el mundo con nombres distintos. Sus padres lo bautizaron como Donald James Yarmy, y ya siendo muy joven quería ser actor, pero su apellido mucho no lo ayudaba: como las pruebas eran por orden alfabético, siempre le tocaba entre los últimos. Cuando se casó con Adelaida Adams, adoptó el apellido de su mujer, y además acortó su primer nombre y suprimió el segundo, con lo cual pasó a ser Don Adams.
Muy contento con su “nuevo” nombre, se presentó en un show de TV, en el que interpretaba a un detective muy gracioso. Allí lo vio el genial director Mel Brooks, quien estaba buscando un actor para una serie cómica, y de inmediato convirtió a Don Adams en Maxwell Smart. La serie Get Smart fue pronto un éxito universal, por lo que el personaje se hizo famosísimo también en la Argentina como El Superagente 86.
Aunque sólo hubo 5 temporadas de estrenos, en los 40 años siguientes Donald James Yarmy siguió llevando alegría a las casas de todo el mundo, y aunque jamás pudo despegarse del personaje que lo hizo famoso, aseguró antes de morir que ese era su mayor orgullo: “Mi única meta en la vida ha sido hacer reír a la gente”.

 

Temible operario del recontraespionaje
El 18 de mayo de 1965 salió al aire por primera vez en Estados Unidos la serie Get Smart (llamada El Superagente 86 en nuestro país), que era una parodia (una cargada) a las películas con héroes como James Bond y a las series de espionaje de los tiempos de la Guerra Fría (una época en que Estados Unidos y Rusia se mandaban espías para saber qué estaba haciendo el otro).
Don Adams encarna a Maxwell Smart (el apellido, que en inglés significa “listo” o “astuto”, da nombre a la serie), que pasó a ser el superagente más delirante de la TV, gracias a su absurda torpeza que, disfrazada de astucia, le permite resolver todos los casos. Claro que no está solo… Sin “La 99”, Max difícilmente hubiera tenido el mismo éxito, y también lo ayudan en sus misiones “El jefe”, “El agente 13” (famoso por sus escondites insólitos), Larabee y el robot Hymie. Todos unidos deben luchar contra la organización KAOS, en la que está el archienemigo Sigfried, un espía ruso que en el fondo es bueno y melancólico.
Pero de todos modos Max está muy bien preparado: además de contar con elementos como el “zapatófono” (un zapato que esconde un teléfono en la suela, algo muy llamativo hace 40 años) o el “cono del silencio” (para hablar con su jefe sin que nadie los escuche), él habla francés, español, alemán, chino mandarín y swahili; es experto de karate y ganó la medalla de oro en salto en alto del Colegio de Espionaje Control. También le gusta jugar ajedrez con “El jefe”, tocar el bongó y bucear.
Pese a todo eso, esconde una gran debilidad: la noche le da miedo, por lo que duerme con la luz prendida y acompañado por un osito de peluche.
En la ficción, Max siempre estuvo enamorado de La 99, pero nunca se animó a decírselo, hasta que después de varios años, en un capítulo en que ambos están a punto de morir, le propone casamiento si siguen con vida. El matrimonio tuvo luego dos gemelos.
Aunque la serie original se emitió entre 1965 y 1970, cuatro décadas después se sigue repitiendo en decenas de países, y cuando en las casas de todo el mundo se escucha la musiquita que acompaña a las innumerables puertas que se van abriendo delante de Max -en su camino a la cabina telefónica que lo conduce al cuartel general de CONTROL- familias enteras se sientan frente a la tele, para disfrutar un nuevo episodio de esta serie con destino de eternidad.

You need to upgrade your Flash Player to version 10 or newer.

Mataburros

Las frases célebres de Max

•  “El viejo truco de…”
• “¿Me creerías...?”
• “¡Bien pensado, 99!”
• “¡Un moooooomento jefe!"
• “Falló por un tantito así…”
• “¡Te dije que no me lo dijeras!”

Su vida y obra en síntesis

• Su nombre real era Donald James Yarmy.

• Nació en Nueva York el 13 de abril de 1923.

• Era ingeniero industrial.

• Obtuvo tres premios Emmy consecutivos como mejor actor cómico.

• En 1989, hizo “Get Smart Again!”, una película para TV en la que estaban también La 99 y Sigfried.

• Falleció el 25 de septiembre de 2005.

¡Bien pensado, 99!

Barbara Hall era modelo profesional antes de convertirse en la Agente 99, y era tan inteligente como lo sería luego su personaje: en 1957, ganó 64.000 dólares en un concurso de preguntas y respuestas, e invirtió todo ese dinero en una galería de arte, junto a su marido Lucien Feldon.

Para ver más:
http://www.superagente86.com.ar
http://www.wouldyoubelieve.com